Reconocer una pérdida de audición

Con el paso de los años, las capacidades auditivas disminuyen naturalmente. Puede que empieces a tener la sensación de que las personas a tu alrededor hablan muy rápido, no articulan bien o murmuran. Estas señales pueden indicar una disminución de audición. ¿Pero cómo asegurarse de ello? Los profesionales de ALAIN AFFLELOU AUDIÓLOGO te ayudarán a aclararte la situación.

La pérdida de audición es uno de los trastornos auditivos más habituales entre la población. Aunque no sea visible, la pérdida auditiva puede producir un gran número de alteraciones en la vida diaria: aislamiento, malentendidos, deterioro cognitivo, etc... Para tratar la disminución de audición, conviene detectarla a tiempo.

¿Cuáles son los síntomas de una disminución de audición?

danio.acoustician.audition_hearing_loss.image-alt-1

La pérdida de audición puede manifestarse súbitamente pero lo habitual es que sea progresiva. Perder las capacidades auditivas con el paso de la edad es absolutamente normal, y se denomina presbiacusia.

¿Cómo detectar una pérdida auditiva?

La pérdida de audición natural empieza a notarse por las dificultades de comprensión: seguimos oyendo bien pero entendemos peor. Puede que las personas afectadas necesiten concentrarse más para comprender todas las palabras de una conversación. Hacen mayor esfuerzo y, por consiguiente, se cansan tras una conversación en un entorno ruidoso.

La pérdida auditiva empieza en general con la pérdida de los sonidos agudos. Las voces de los niños y de las mujeres son menos claras que las de los hombres. Esa disminución de la comprensión puede conducir, en función del grado de pérdida, a un comportamiento irritable. La persona afectada por una disminución de audición se pone nerviosa porque le parece que sus interlocutores no articulan bien o hablan demasiado rápido.

danio.acoustician.audition_hearing_loss.image-alt-1

Una pérdida de audición en la vida diaria

En una fase más avanzada, el trastorno auditivo se notará a través de unos cambios más concretos: aumentar el volumen de la televisión o de la radio, hacerse repetir las frases o dejar de participar en las conversaciones. Son señales importantes que deben alertar sobre el estado de la audición.

Pérdida de audición: hacerse una prueba como medida preventiva

danio.acoustician.audition_hearing_loss.image-alt-2

Para tratar eficazmente una pérdida auditiva, es indispensable realizar una detección precoz. Y ello empieza por una prueba auditiva.

Si tienes dudas, es importante hacerte una prueba auditiva por un profesional. Conviene pedir cita con un otorrino o hacerse una prueba con un audioprotesista titulado en un centro ALAIN AFFLELOU AUDIÓLOGO.

Dicha prueba te permitirá saber cómo está tu salud auditiva. Es indolora y gratuita(1).

Expertos para ayudarte

danio.acoustician.audition_hearing_loss.image-alt-3

La pérdida de audición no se debe desatender. Pues puede tener consecuencias sobre la salud. Por ello, te aconsejamos consultar con un audioprotesista en alguno de nuestros centros.

La pérdida auditiva no es una fatalidad. Podrás recuperar tu bienestar auditivo gracias unos audífonos adaptados. Los profesionales de ALAIN AFFLELOU AUDIÓLOGO son expertos en el tratamiento de la pérdida de audición y podrás consultar con ellos en más de 70 centros. No esperes más y recupera tu confort auditivo.

PRUEBA AUDITIVA GRATUITA

¿Quieres realizar una prueba auditiva gratuita con nuestros audiólogos?
¡Rellena ya este formulario! Nuestro Call Center, en horario de lunes a viernes de 9:00 a 20:00, te llamará en los próximos 10 minutos para concertar tu prueba.

*Campos obligatorios.
(1) La sociedad ALAIN AFFLELOU ESPAÑA.

Al cumplimentar este formulario, aceptas que tus datos personales sean procesados por la sociedad ALAIN AFFLELOU ESPAÑA con objeto de gestionar tu solicitud de contacto. Para más información sobre la gestión de tus datos y tus derechos, consulta nuestra Política de Protección de Datos Personales.

(1) Prueba no médica. No sustituye el seguimiento periódico por un otorrinolaringólogo, que es el único que puede diagnosticar un trastorno auditivo y prescribir el tratamiento adecuado.